Investigación sobre los mitos del alquiler vacacional

La publicación “Mito y realidad del alquiler vacacional en las Islas Baleares. Análisis y recomendaciones de política turística” de los profesores de la UIB José Luis Groizard y William Nilsson analiza, en el caso de las Islas Baleares, ocho mitos habitualmente asociados a la actividad del alquiler vacacional y a su impacto. Los mitos abordados son:

  1. Generar un aumento insostenible de las pernoctaciones turísticas.
  2. Generar economía sumergida y evasión fiscal.
  3. Expulsar a los residentes de los centros urbanos (gentrificación).
  4. Encarecer el precio de la vivienda.
  5. Reducir la oferta de vivienda en alquiler a largo plazo.
  6. Destruir paisaje y favorecer la especulación en suelo rústico.
  7. Ser negocio y competir deslealmente con los hoteles.
  8. Llevarse la riqueza generada fuera de Baleares.

A partir de datos sobre número de viviendas de alquiler vacacional, cantidad de turistas, plazas alojativas, porcentajes de ocupación, ingresos por alquiler de vivienda,  distribución territorial de la oferta, número de viviendas por anfitrión, evolución de la población, etc., los autores, mayoritariamente, desmontan los ocho mitos estudiados. De manera muy resumida, los autores consideran que, en el caso de las islas Baleares, ser anfitrión mediante la opción de la vivienda vacacional contribuye a ensanchar el mercado turístico y a una distribución más equilibrada de sus rentas. Finalizan con una crítica al proyecto de Ley Turística de Baleares, aprobado recientemente, en lo referido a la regulación de la vivienda vacacional.

Artículos publicados en Retina de El País y SmartTravelNews

Vivienda en alquiler

Durante el mes de abril hemos publicado distintos artículos en medios externos a este blog, que ahora referenciamos cronológicamente:

 

Reseña del libro en El Foro de la Ruina Habitada

Hace unos días Fernando Gallardo tuvo a bien escribir una reseña de nuestro libro en su blog, El Foro de la Ruina Habitada. Para nosotros, que somos seguidores de Fernando desde hace ya muchos años en sus crónicas de hoteles en El País, es todo un honor haber sido reseñados por él. Fernando es, entre otras muchas cosas, una de las personas que está detrás del concepto de turismo rural en España y es el que escribe las críticas de hoteles en El País desde 1987, además de ser uno de los creadores del concepto de Hoteles con Encanto. Si no lo conoces, en la entrada que tiene en la Wikipedia podrás saber mucho más de él.

Además de todo ello, en los últimos años ha sido un analista privilegiado de todos los cambios que se están produciendo en la industria que él mejor conoce, la hotelera, con la llegada de la economía colaborativa. Desde su privilegiada posición de analista independiente, ha escrito en numerosas ocasiones acerca de la necesidad de la industria de adaptarse a los nuevos cambios que están llegando y a las nuevas necesidades de los viajeros.

En resumen, una personalidad en el ámbito del turismo, tanto a nivel nacional como ya a nivel global. Con estas líneas, vaya nuestro agradecimiento público por la reseña.

Más opciones de trabajo a distancia en la economía colaborativa

18 de marzo de 2017

Por Santiago Melián González y Jacques Bulchand Gidumal

Una de las actividades que recoge la economía colaborativa es la oferta y demanda de trabajo que se puede realizar de manera remota, sin necesidad del encuentro presencial entre el proveedor y el consumidor. Las plataformas más conocidas en este ámbito son Freelancer y Upwork. La cantidad de usuarios en estas dos webs, de acuerdo con las cifras que las mismas publican, son realmente significativas. Freelancer anuncia cerca de veintitrés millones de usuarios (entre proveedores y empleadores) y Upwork más de doce millones de proveedores y de cinco millones de clientes.

Una lectura de la clasificación de los servicios que se ofrecen en las plataformas anteriores, evidencia que mucho del trabajo que se realiza está relacionado directamente con las TIC (por ejemplo, desarrollo de aplicaciones móviles, páginas web, SEO, Excel) o fuertemente basado en las mismas (por ejemplo, diseño de logos, Photoshop). También se ofrecen servicios de traducción, atención al cliente, contabilidad, y consultoría de gestión. Ambas plataformas intentan abarcar cualquier tarea que pueda realizarse de manera remota.

El otro día conocimos Hourlynerd. A diferencia de las anteriores, está centrada en la oferta de expertos de alto nivel en gestión empresarial (por ejemplo, investigación de mercados, creación de empresas, gestión de empresas, o incremento de capital). Hourlynerd declara contar con más de 10.000 expertos. En la sección de “case studies” nos llamó la atención el tipo de proyectos encargados. Por ejemplo, una empresa de transporte que solicitó apoyo para organizar su gestión financiera, otra que quería asesoramiento para evaluar la compra de una compañía de software para el aprendizaje online, u otra que requirió un plan de empresa para convertirse en un objetivo atractivo para futuros inversores, en un proyecto que tuvo un coste de 25.000 dólares.

Es un modelo claro de P2B (particular-a-empresa), en el que los consumidores particulares parece que no son el objetivo, sino que el público objetivo son las empresas. Además, también es llamativo el perfil de los proveedores: todos con formación universitaria (aparecen universidades de renombre como las de Boston, San Diego, o Nueva York) y experiencia profesional importante, tanto en lo referido a los empleadores previos como a los proyectos en los que se ha trabajado.

Visto todo lo anterior, Hourlynerd parece distanciarse de muchas de las características que se atribuyen al trabajo que genera la economía colaborativa: microtareas, trabajo poco valioso y que requiere una baja cualificación. Eso sí, la sorpresa mayor vino cuando analizamos el tráfico web de la plataforma y resultó que España tiene un 3,2% de total del tráfico que se lleva a cabo en la misma. Otro ejemplo más de como la economía colaborativa evoluciona a un ritmo difícil de seguir.

Hablando de crowdfunding en la Revista Estrategia Financiera

En el número de marzo de la revista Estrategia Financiera aparece un artículo denominado “Crowdfunding o como convertirse en mecenas a través de Internet“.

El autor del mismo, Juan Miguel Comas, nos hizo una serie de preguntas por correo electrónico referidas a la relación entre economía colaborativa y crowdfunding y como resultado de las mismas aparecen nuestras opiniones en el contenido del artículo. Agradecemos tanto a Estrategia Financiera como al autor del artículo haber contado con nosotros en su elaboración.

Nuestro libro aparece referenciado en Revista APD

Vista de la referencia al libro en la página 44 de la Revista APD

En el número de enero de la Revista APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) aparece una referencia a nuestro libro. La revista incluye un monográfico denominado “Sociedad y ciudadanía, ¿colaborativa o individual?”, en el que se encuentran artículos de Albert Cañigueral, Jose Luis González Quirós, Jesús Banegas, Antonio Maudes y María Sobrino, Dhiren Chatlani, Amalio Rey, Jon Uriarte y Carlos de la Torre.

Nuestro agradecimiento a la Revista APD por hacerse eco de nuestra publicación.

P.D.: Para acceder a la revista, es suficiente con registrarse en el portal de la APD.

 

Artículo sobre Economía Colaborativa, en La Provincia

El periódico La Provincia – Diario de Las Palmas publica hoy un artículo denominado “Nueve preguntas para descifrar la economía colaborativa“. En el mismo se hace referencia a nuestro libro y a los dos autores del mismo, así como al presidente de la Federación Regional de Taxis de Canarias, Juan Artiles, al presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal, o a la Asociación Canaria del Alquiler Vacacional.

Nuestro agradecimiento a La Provincia por haber tenido en cuenta nuestro punto de vista.

 

Adiós Trip4real, hola Experiencias de Airbnb

24 de febrero de 2017

Por Santiago Melián González y Jacques Bulchand Gidumal

En estos momentos es probable que una buena parte de los seguidores de la economía colaborativa sepan que Airbnb compró Trip4real. Trip4real era una plataforma de origen español, centrada en experiencias turísticas, que operaba en los principales destinos turísticos y ciudades de España (más de 50), y también en importantes ciudades de Europa. En la plataforma, los “guías” (así los llamaba Trip4real) ofrecían, principalmente, diferentes tipos de rutas turísticas, experiencias gastronómicas, talleres, actividades deportivas, y excursiones por la naturaleza.

En el congreso de AECIT (Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo) de noviembre de 2016, presentamos un trabajo sobre la actividad en esta plataforma denominado “Análisis de la actividad desarrollada en el turismo colaborativo: el caso Trip4real“.

Durante algún tiempo, Trip4real siguió estando disponible. Pero como quizás fuera de esperar, ya no lo está. Ahora, al acceder a Trip4real lo que aparece es lo siguiente:

 

Y al pulsar en Descubre más nos envía a “Experiencias de Airbnb”

 

Nos encontramos ante una forma diferente de organizar y encontrar las experiencias turísticas. El concepto sigue siendo el característico de la economía colaborativa: individuos directamente acordando las características de un servicio mediante una plataforma. El formato sí ha cambiado, desde el nombre de la actividad más frecuente en la antigua plataforma (ahora las antiguas “rutas” probablemente encajarían en la mayoría de los casos en “historia”) hasta el soporte en el que se acuerdan las experiencias (app en vez de página web). En cualquier caso, esperamos que el turismo colaborativo de experiencias continúe siendo una oportunidad para todos los implicados: proveedores, turistas y destinos turísticos.

 

Por nuestra parte, tan solo aprovechar este post para desearles todo lo mejor al equipo de Trip4real en esta nueva aventura.

Actualización (martes, 28 de febrero de 2017). Airbnb ha anunciado el lanzamiento de Trips en Barcelona, la primera ciudad española a la que seguirán otras ciudades durante 2017. El lanzamiento en España de Trips está liderado por Gloria Molins. Trips es la plataforma de Airbnb dentro de la cual se incluyen Experiencias y Lugares.

Presentación del libro en el Club Prensa Canaria (Las Palmas de Gran Canaria)

El jueves, 23 de febrero de 2017 presentaremos el libro en el Club La Provincia (antiguo Club Prensa Canaria), situado en la Calle León y Castillo, 39 de Las Palmas de Gran Canaria.

Actuará de maestro de ceremonias Fernando Sáenz-Marrero, Socio Director de Edei Consultores, a quien agradecemos su disponibilidad para actuar como presentador en este acto.

Será a partir de las 20 horas. Si estás por la ciudad, te esperamos.

Un análisis de la sentencia favorable a BlaBlaCar

3 de febrero de 2017

Por Jacques Bulchand Gidumal y Santiago Melián González

Es el tema candente del día, sin duda alguna: la resolución del Juzgado de lo Mercantil Número 2 de Madrid en el juicio por competencia desleal presentado por Confebus contra BlaBlacar. En primer lugar, hemos querido acceder a la sentencia original, documento que enlazamos al final de esta entrada.

Como bien es sabido, una de las grandes cuestiones que se debaten constantemente alrededor de la economía colaborativa es si las plataformas tecnológicas en las cuales se llevan a cabo las operaciones y que actúan como mercado de comunicación entre clientes y proveedores son simplemente eso, plataformas tecnológicas, o si, por el contrario, dada su participación activa en todo el proceso (en algunos casos fijando precios y dictando normas), más que plataformas de intermediación son prestadoras de servicio (de transporte, de alojamiento o lo que corresponda en cada caso).

En el desarrollo de la sentencia hay una serie de cuestiones a nuestro juicio muy interesantes, pues ayudan a entender un poco la labor de BlaBlaCar: el precio medio que sugiere a los conductores (6 céntimos por kilómetro), que el 96% de viajeros publican menos de dos viajes al mes y solo el 0,02 más de 10 viajes, y que, por todo ello, en general, los conductores difícilmente pueden ganar dinero.

En cuanto a los aspectos de la sentencia a comentar, apuntamos los siguientes:

  • Dice la sentencia (pg. 14) que “BLABLACAR realiza una actividad ajena a la regulada por la LOTT, pues poner en contacto a particulares con más o menos requisitos, con un control de pagos, con una crítica de las personas intervinientes sobre retrasos o sobre la calidad de otros servicios no es una actividad sujeta a la ley de ordenación del transporte terrestre”. Es decir, interpreta que, por mucho que la plataforma intervenga en fijar algunas características, no llega a ser transportista.
  • También indica (pg. 17) que “El que una persona pretenda lucrarse utilizando la plataforma, a la vista de los datos aportados, tiene carácter excepcional, pero no está entre los objetivos de BLABLACAR.” Creemos que también es interesante este aspecto, pues en muchas ocasiones al hacer referencia a plataformas de la economía colaborativa se mencionan casos excepcionales de gente que se lucra muy por encima de la media. En este caso, se entiende que estos casos no pueden definir el uso que se hace, de forma general, de las plataformas.
  • La sentencia indica específicamente que no entra a valorar las cuestiones del pago del IVA, pues no competen al ámbito mercantil sino al tributario.
  • Define claramente el transporte llevado a cabo en BlaBlaCar como transporte privado.
  • Indica que las actividades llevadas a cabo por BlaBlaCar entran dentro de las plataformas de la sociedad de la información.
  • Finaliza indicando que “[…] debe desestimarse íntegramente la demanda […]”.
  • La sentencia es apelable.

Terminamos resumiendo lo más importante a nuestro juicio de la presente sentencia: en este caso, se entiende que, dado que BlaBlaCar se limita a poner en contacto a conductores con personas que quieren compartir los gastos, sin que la plataforma intervenga en la organización de las actividades más allá de sugerir un precio y encargarse del cobro y del pago, debe entenderse que BlaBlaCar es una plataforma tecnológica de intermediación y no una empresa de transporte.

Habrá que ver en próximas sentencias que se vayan publicando en qué medida este criterio es aplicable en otros casos en los cuales el objetivo de los participantes en la plataforma es el de lucrarse, bien por el trabajo realizado, bien por el préstamo o alquiler de un bien.

Puedes descargar la sentencia: sentencia-jzdo-mercantil-blablacar (encontrada en hoy.es)